Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

LA POBLA DEL DUC SOLICITA LA REVISIÓN A LA BAJA DE LOS VALORES CATASTRALES DE SUS INMUEBLES URBANOS

El primer edil de La Pobla del Duc señala que la rebaja que se efectúa ahora supondrá también menos ingresos para el Ayuntamiento, “ya que el IBI es la principal fuente de ingresos.

El Ayuntamiento La Pobla del Duc, gobernado por el socialista Vicent Gomar, ha solicitado a la oficina de Catastro de Valencia una revisión de los Valores Catastrales de los inmuebles urbanos. La medida persigue reducir la presión fiscal que reciben los vecinos a través del IBI y reducir los efectosde la “exagerada e indecente ” subida de los valores de los inmuebles en la revisión catastral efectuada en 2009 por el gobierno de Natalio Navarro (PP) “que multiplicó de manera exponencial el valor de los bienes patrimoniales con el unico objetivo de cobrar mas impuestos para solventar su nefasta gestión sin dar opción a los vecinos ni información”, destacaba el alcalde.

Esta no es la única medida para amortiguar la presión fiscal tomada por el Gobierno de La Pobla, ya que a ella se suma la bajada de 15 puntos básicos del IBI en 2013 mas la bajada de 10 puntos en 2015, lo que supone una rebaja de tipos del 0,85 a 0,60 en el lapso de tres años.

Vicent Gomar explicaba que también el Impuesto Sobre Bienes Inmuebles de naturaleza rústica (IBI rústica) ha sido objeto de una importante reducción, del 0,60 al 0,45 beneficiando también al sector agrario “que es uno de los principales motores económicos de La Pobla, al que, dice, tienen muy presente y van a seguir ayudando con medidas como esta”, señalaba el alcalde.

El primer edil de La Pobla del Duc señala que la rebaja que se efectúa ahora supondrá también menos ingresos para el Ayuntamiento, “ya que el IBI es la principal fuente de ingresos.

El control económico y la buena gestión que se esta llevando a cabo en el Ayuntamiento “son las claves que les permitirá realizar este esfuerzo, con una medida que ya ttuvieron en cuenta, dice Gomar, al estudiar el plan de ajuste que se tuvo que plantear ante las cuantiosas deudas heredadas de la etapa de Navarro, que generó un tremendo agujero económico en las arcas municipales con sus ideas faraónicas y megalómanas.