Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

LA POBLA DEL DUC CIERRA LA DEUDA CON LOS PROPIETARIOS DE LA URBANIZACIÓN “LES CASETES”

El Ayuntamiento de La Pobla del Duc ha cerrado su deuda con los propietarios de la urbanización conocida como “Les Casetes”, causada por sentencias judiciales que les dieron la razón en diversos litigios generados durante la etapa del PP en la alcaldía del municipio. En concreto, las sentencias dieron la razón a los vecinos en cuanto al pago incorrecto de las cuotas urbanísticas que se les obligó a abonar en su día, y que fueron declarados incorrectamente cobradas por los tribunales, lo que ha forzado a la devolución de 31.000 euros por las cuotas y un gasto de 32.000 euros en abogados e intereses de demora, que se han acabado de pagar estos días.

El Ayuntamiento de La Pobla del Duc ha cerrado su deuda con los propietarios de la urbanización conocida como “Les Casetes”, causada por sentencias judiciales que les dieron la razón en diversos litigios generados durante la etapa del PP en la alcaldía del municipio. En concreto, las sentencias dieron la razón a los vecinos en cuanto al pago incorrecto de las cuotas urbanísticas que se les obligó a abonar en su día, y que fueron declarados incorrectamente cobradas por los tribunales, lo que ha forzado a la devolución de 31.000 euros por las cuotas y un gasto de 32.000 euros en abogados e intereses de demora, que se han acabado de pagar estos días.

El alcalde de La Pobla, el socialista Vicent Gomar, ha lamentado que más de tres años después del cambio de gobierno, los líos del Partido Popular sigan costando dinero a las arcas municipales”. Gomar recordaba que la sentencia se llegó a conocer durante la anterior legislatura.

La actual corporación ya transfirió en 2012 y 2014 los 31.266,00 Euros cobrados a los afectados, y ahora los 13.967,06 euros correspondientes a los intereses de demora. Además, el Ayuntamiento tuvo que pagar 18.000 euros en abogados, y los vecinos otros 8.000 en gastos judiciales, “por un grave error de gestión del PP, que solo ha generado líos, gastos y molestias para todas las partes, en una nueva muestra de cómo no se ha de gestionar un Ayuntamiento, tal y como apunta Gomar. Y todavía, dice, que están esperando todos una argumentación de por qué había que sangrar a estos vecinos sin aportar a ninguna explicación lógica.