Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

EL CAMBIO DEL TIPO DE IBI EN LOS TERRENOS DE LOS PAI CADUCADOS SUPONDRÁ UN AHORRO DE MÁS De UN 80% EN ALGUNOS CASOS

La concejal de urbanismo considera prioritario resolver esta situación, la cual supone una gran carga fiscal para los afectados.

Cristina Súñer, concejal de urbanismo (Compromís), se ha reunido con la Asociación de Propietarios Canyoles, la cual agrupa afectados por los PAI caducados de la localidad. En este primer encuentro se ha planteado la urgencia de cambiar el tipo de IBI aplicado a estos terrenos, actualmente catalogados como industriales o residenciales.

“Ahora mismo hay propietarios que tienen que hacer frente a un impuesto de 1700 euros anuales por un terreno de naranjos. Esto es intolerable además de insostenible para el propietario del terreno. Esto es lo que van a cambiar. Van a ajustar el impuesto al tipo de actividad”.

Súñer ha añadido que muchas de estas parcelas tienen un uso agrícola, por el que la aplicación correcta del IBI supondrá un ahorro, en algunos casos, de más del 80%: “Actualmente hay parcelas con un valor catastral 9 veces superior al que deberían de tener y esto se traduce con impuestos desorbitados”.

Por otro lado, desde la Concejalía de Urbanismo se estudiará hacer una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para revertir la calificación de estos terrenos de industriales o residenciales a rústicos.

Los Planes de Actuación Integral de Canyoles, Albaida, “Proyecto Naranja”, y el PRI entre murallas se declararon caducados, después de años inactivos, a partir de un propuesta presentada por Cristina Súñer el 2011.

En la reunión con los propietarios Súñer les ha comunicado que se trata de una prioridad para ella conseguir una solución para estos terrenos y para sus propietarios.