Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

EL DOCUMENTAL SOBRE ‘LAS MAMÁS BELGAS’ COMIENZA A RODARSE EN ONTINYENT

Este documental histórico está basado en las investigaciones del ontinyentí Joan J. Torró y del belga Sven Tuytens, que se complementan con las del profesor Rudi Van Doorslaer, director del Centro de Estudios sobre la Segunda Guerra Mundial de Bruselas (Cegesoma).

La Diputación de Valencia, a través del área de Igualdad y el área de Memoria Histórica, ha puesto en marcha la producción de un documental histórico basado en un trabajo de investigación sobre un grupo de mujeres, que desarrolló su labor profesional como enfermeras en el Hospital Militar Internacional, que Bélgica puso en marcha en Ontinyent durante los años de la guerra civil española.

Este documental histórico está basado en las investigaciones del ontinyentí Joan J. Torró y del belga Sven Tuytens, que se complementan con las del profesor Rudi Van Doorslaer, director del Centro de Estudios sobre la Segunda Guerra Mundial de Bruselas (Cegesoma).

Lejos de ceñirse a la creación de un hospital, que se levantó gracias a la solidaridad de los trabajadores europeos, rompiendo con el tratado de no intervención, el trabajo de Torró i Tuytens se centra en mostrar la historia de unas mujeres, judías mayoritariamente, que, movidas sobre todo por la solidaridad con la República española, se desplazan a España para contribuir a la lucha contra el fascismo.

Conocidas como “Las mamás belgas” este colectivo de enfermeras, al que se integraron otras valencianas, “representa a la mujer moderna, que rompe el modelo tradicional que tan profundamente había calado en la sociedad española. Rompen con la imagen de mujeres vestidas de negro, circunscrita a la esfera doméstica y sin la posibilidad de su participación en la vida pública en aquellos eventos y toma decisiones que afectaban a toda la colectividad”, ha explicado Torró.

Para el periodista belga Sven Tuytens “Estas mujeres no querían quedarse con los brazos cruzados ante el sufrimiento que vivía el pueblo español. Sus maridos o novios luchaban en las brigadas internacionales. Ellas también querían participar en la lucha antifascista en España y el hospital les ofreció la posibilidad de ser útiles. Eran muy conscientes que la Guerra Civil Española era el preludio de lo que Hitler y Mussolini tenían preparado para el resto de Europa. Cuando la Guerra Civil acabó, continuaron luchando en la resistencia armada pero desgraciadamente varias de ellas terminaron en los campos de concentración”, explica.

Publicado en Local 13 / 11 / 2015