Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

IMELSA FORMARÁ A DESEMPLEADOS REHABILITANDO EL MONESTIR DEL CORPUS CHRISTI DE LLUTXENT

El objetivo de este proyecto es favorecer la inserción laboral de las personas mayores de 25 años en situación de desempleo, al tiempo que aprenden un oficio y se instruyen también en formación compensatoria.

La empresa pública de la Diputación de Valencia Imelsa Impulso Económico Local pondrá en marcha el Taller de Empleo Monestir de Llutxent III, un programa mixto de formación y empleo subvencionado por la Generalitat Valenciana a través del Servef.

El objetivo de este proyecto es favorecer la inserción laboral de las personas mayores de 25 años en situación de desempleo, al tiempo que aprenden un oficio y se instruyen también en formación compensatoria.

El taller de empleo contará con dos especialidades: trabajos forestales y conservación y restauración de muebles. Los trabajos prácticos del alumnado servirán para continuar con el proceso de rehabilitación del Monasterio del Corpus Christi de Llutxent, así como la adecuación y acondicionamiento de su entorno natural.

En total, 16 alumnos trabajadores recibirán formación teórica y práctica en este taller, dirigidos por cinco personas que integrarán el equipo directivo: un director, un administrativo, un monitor por cada especialidad y un profesor de formación compensatoria.

El gerente de Imelsa, Josep Ramon Tiller, ha destacado que “una de las piedras angulares de la gestión de Imelsa será el fomento del emprendedurismo y los programas transversales de formación, a través del nuevo área de Promoción Económica, Innovación y Proyectos de Formación”.

El Monestir del Corpus Christi ha sido declarado Bien de Interés Cultural y es uno de los elementos culturales más importantes del patrimonio de la Diputación de Valencia.

Para el alcalde Llutxent, Josep Estornell, la reactivación del taller ocupacional Monasteri III es una excelente doble noticia: por un lado por el aspecto laboral y, de la otra, por el patrimonial. Estornell señala que «los puestos de trabajo ofrecidos en el taller permitirán la formación de dieciséis personas y darán al resto de ciudadanos la oportunidad de ver un monasterio rehabilitado en un entorno plenamente acondicionado». Y es que, por un lado, «posibilitará a los vecinos desocupados acceder a una formación que les permita vivir dignamente». Y, por otra parte, se continúan las tareas que han modificado y mejorar el convento de Llutxent y su entorno a lo largo de las anteriores actuaciones.