Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

EL REFUGIO ANTIAÉREO DEL REGALL DE ONTINYENT SERÁ VISIBLE A PRINCIPIOS DE 2016

Se accede a ellos mediante dos puertas metálicas insertas en el muro de piedra del núcleo histórico y las escaleras conducen a un conjunto de galerías

El refugio antiaéreo del Regall de Ontinyent será visitable a principios de 2016. El Ayuntamiento de la ciudad, propietario del edificio y de los terrenos necesarios para llevar a cabo las obras, ha impulsado su rehabilitación, una actuación que ya ha empezado y que durará alrededor de seis semanas, después de las cuales (previsiblemente a finales de enero) este espacio se convertirá en un nuevo recurso turístico y cultural del municipio.

El proyecto pretende poner en valor este espacio subterráneo, actualmente en desuso, que está incluido dentro del catálogo de Patrimonio Arqueológico, Etnológico e Histórico de la dirección general de Patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana. Cuando esté finalizado, el refugio servirá para realizar visitas guiadas a grupos escolares, turistas y público en general, y estará adaptado para personas con movilidad reducida.

Las obras, con un coste de 70.045'74 euros, respetan en todo momento su importancia histórica. Entre las actuaciones, se limpian los accesos, se consolidan paredes y vueltas con riesgo de desprendimiento, se ejecuta un sistema de drenaje para resolver las filtraciones de agua y se pavimentará la superficie con hormigón poroso armado con fibras de poliéster. Además, se reconstruirán los peldaños de los dos accesos a las galerías en todo el desarrollo de la escalera; y se realizará la instalación eléctrica e iluminación según las necesidades. Una vuelta estén finalizadas las obras, se elaborará un vídeo explicativo de apoyo para las visitas guiadas, que se tendrán que concertar previo aviso.

Este fue uno de los refugios que se construyeron en Ontinyent durante la Guerra Civil para proteger la población de posibles ataques aéreos. La capital de la Vall d'Albaida era uno de los núcleos industriales que reorientaron su producción a la fabricación de munición para atender la demanda de armamento de guerra, convirtiéndose así en un posible foco de ataques.

En la ciudad hay ahora entre 8 y 9 refugios catalogados, la mayoría de ellos de difícil acceso, y algunos de ellos situados dentro de las fábricas más destacadas, como la de Paduana o Tortosa y Delgado. El refugio del Regall se convierte así en el primero que se recupera de todos los que hay actualmente registrados. Se eligió este en concreto por su rehabilitación porque actualmente es el único al cual se puede acceder.

El refugio se construyó en noviembre de 1938 con un presupuesto de 33.609'9 pesetas. Cuenta con una superficie construida aproximada de 144'25 m2 y una superficie útil de 117'77 m2, repartidos en una sola planta, y tenía capacitado para proteger entre 500 y 577 personas. Tiene dos accesos situados en la calle del Regall que recaen en la calle con tránsito de peatones, uno de ellos se utilizará como acceso principal para el público general y el otro se adaptará a las necesidades de personas con movilidad reducida.

Se accede a ellos mediante dos puertas metálicas insertas en el muro de piedra del núcleo histórico y las escaleras conducen a un conjunto de galerías. La particularidad de este refugio respecto al resto es el material con que está construido, puesto que está excavado sobre la piedra y presenta actualmente una gran capa de barro a tierra y desprendimientos en los muros de piedra y tierra natural

Publicado en Local 24 / 12 / 2015