Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

ONTINYENT PIDE A LA CONSELLERÍA UN PLAN DE ACTUACIÓN AL TÉRMINO CONTRA LA PROCESIONARIA PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS

Ahora mismo, las acciones que se podrían tomar serían tratamientos puntuales en zonas especialmente afectadas donde haya tránsito frecuente de personas, como sería el caso de la subida de Sant Esteve o la pista del Torrater

El Ayuntamiento de Ontinyent ha pedido a la Consellería de Agricultura, Medio ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural la evaluación y toma de acciones contra el aumento de la población de oruga procesionaria en el término. Estas acciones se plantearían sobre todo en el marco de un plan de acuación de cara a los próximos años, puesto que, como explicaba la regidora de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, “estas acciones se tienen que hacer a los primeros meses de otoño, puesto que ahora no sólo no sería efectivo, sino que favorecería una mayor reinfestación que dejando la plazca evolucionar de manera natural. Los árboles se debilitan pero en poquísimos casos mueren por la defoliación, y al producirse ésta, las orugas mueren por hambre y disminución de la fecundidad.

Folgueras ha explicado que “las sierras de Ontinyent son titularidad de la Generalitat, y la competencia de sanidad forestal también es autonómica, pero son conscientes de que el problema de la procesionaria se ha visto agravado por las condiciones climáticas que estamos teniendo, y por eso se han puesto en contacto con los técnicos competentes en Valencia”, señalaba.

Ahora mismo, las acciones que se podrían tomar serían tratamientos puntuales en zonas especialmente afectadas donde haya tránsito frecuente de personas, como sería el caso de la subida de Sant Esteve o la pista del Torrater, “puesto que las orugas están cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y pueden provocar irritación en oídos, nariz y garganta en los seres humanos, así como reacciones alérgicas. Sólo por ese motivo actuarían en estos espacios, y siempre sin acercarse a menos de 100 metros de zonas apícolas”, apuntaba.

Los tratamientos más efectivos, con fitosanitarios, se realizan en las fases cuando la larva es pequeña. Como medida complementaria a los tratamientos fitosanitarios se pueden poner trampas con feromonas para capturar las mariposas macho de la procesionaria, un tratamiento que se tiene que realizar en verano, y que no garantiza por sí mismo que en el otoño no haya infestación de los pinos.

También sería una medida complementaria la instalación de cajas nido para que se fomente el asentamiento de aves insectívoras que se alimentan de las orugas, siendo estas medidas las que tomó el Ayuntamiento después de los trabajos selvícolas realizados el invierno pasado al inicio de la subida de Sant Esteve.

Finalmente resta la opción de eliminar manualmente las bolsas accesibles pero esta tarea sólo es viable en zonas reducidas y concretas, una metodología que se utilizaría para evitar el contacto de la procesionaria con las personas y animales domésticos y no como un método de control.

Publicado en Local 18 / 01 / 2016