Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

El COR paraliza la construcción del macrovertedero de Llanera

La asamblea decide dejar sobre la mesa la ubicación de las microplantas, abre un periodo para debatir propuestas y alcanzar un acuerdo de consenso. El presidente Roger Cerdà ha expuesto en la asamblea que el COR dispone de un informe técnico y jurídico que avala la decisión de suspender la planta de Llanera.

El Consorcio de Residuos de la Safor, la Vall d'Albaida, la Costera, la Canal de Navarrés y el Valle de Ayora (COR) ha dado el primer paso para suspender la construcción de la macroplanta de residuos de Llanera de Ranes. La asamblea, celebradael martes 15 de marzo en la Casa de Cultura de Xàtiva, ha aprobado por mayoría pedir la suspensión de los trámites para su construcción en aras de buscar un mayor consenso en la gestión de los residuos de las cinco comarcas. Con esta medida, se abre ahora el plazo para impulsar un proceso participativo y de consenso para diseñar el nuevo mapa de instalaciones de tratamiento.

La suspensión, impulsada por el presidente del COR y alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà (PSPV-PSOE), supone poner fin a una polémica construcción que había generado una fuerte contestación social. Este alzamiento ciudadano se hizo patente a través de miles de alegaciones al proyecto, manifestaciones populares, mociones en los plenos de muchos de los municipios afectados y otros muchos actos de protesta.

El conflicto no ha estado exento de su vertiente judicial, dando como resultado decenas de recursos administrativos, contenciosos-administrativos e incluso penales. En la actualidad se encuentra en fase de instrucción una demanda penal contra el anterior presidente de COR, Vicente Parra (PP), precisamente por el contrato de adjudicación para la construcción de la planta de Llanera. La complicada gestión ha afectado de forma sensible a la dinámica de las administraciones afectadas (ayuntamientos, Mancomunitat de la Vall d'Albaida, Generalitat Valenciana, y el propio Consorcio) como a sus arcas al tener que afrontar los diferentes procesos.

El malestar se acrecentó cuando al ponerse en marcha el periodo transitorio, la comarca de la Vall d'Albaida se vio obligada a depositar sus residuos en la planta de transferencia de Rótova. Esta situación rompía la aspiración histórica de la Vall d'Albaida por gestionar de forma autónoma y medioambientalmente sostenible sus residuos mediante su propia planta de valorización y de eliminación. Años después de conflictos judiciales, pleitos, manifestaciones populares y rechazo político y social, la Mancomunitat de la Vall d'Albaida no ha visto satisfechas sus aspiraciones.

El presidente Roger Cerdà ha expuesto en la asamblea que el COR dispone de un informe técnico y jurídico que avala la decisión de suspender la planta de Llanera. En el informe se remarca que desde 2015, además de la conflictividad social se suma la posición contraria del nuevo Ayuntamiento de Llanera de Ranes. De esta forma ,la corporación de Llanera que debería ejecutar la expropiación de los terrenos para construir la planta se convierte en opositor a la instalación. El informe también añade la falta de consenso técnico en diferentes fases del proceso que ha supuesto diversas modificaciones en el contrato original.

Consenso para las nuevas microplantas

Roger Cerdà también expuso que el COR debe caminar hacia un modelo medioambientalmente más sostenible y respetuoso con el entorno. Esto significa que las plantas de tratamiento deben tener unas dimensiones más reducidas y ubicaciones estratégicas y consensuadas entre todos. El nuevo esquema de gestión acordado por el COR, la Conselleria y la Diputació de València pasa ahora por la creación de microplantas de tratamiento.

Por esto, además de la decisión de no construir la instalación de Llanera de Ranes, el ente dejó sobre la mesa el nuevo modelo que había planteado el presidente del COR, Roger Cerdà. La asamblea ha decidido no pronunciarse sobre ninguna ubicación concreta.

Con el acuerdo en la reunión del COR, los alcaldes abren ahora los plazos para impulsar un proceso participativo y de consenso para diseñar el nuevo mapa de instalaciones de tratamiento. De esta forma, los municipios de las cinco comarcas podrán presentar sus propuestas, que se prevé que puedan estar definidas a final de este mismo año.

En otro de los puntos de la asamblea, el ente que gestiona la basura de cinco comarcas ha suprimido el requisito de las titulaciones y el de la edad de las bases del concurso para escoger gerente tras las alegaciones de tres colegios profesionales, que han dilatado el proceso. El proceso vuelve así al inicio y los aspirantes tendrán 15 días para presentar la documentación a partir de la publicación de la nueva convocatoria en el BOP.