Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

EL AYUNTAMIENTO DE XATIVA AHORRA CERCA DE 23.000 EUROS EN LOS GASTOS DE LA CABALGATA DE REYES

Las variaciones a la baja en distintas partidas de gasto de la cabalgata ha permitido poder dedicar más dinero a la compra de golosinas para repartirlas entre los niños, concretamente un 37% más.

El regidor de Fallas y Fiestas del Ayuntamiento de Xàtiva, Pedro Albavero ha informado de la liquidación de los gastos de la organización de la cabalgata de reyes de 2016. Según el documento elaborado por la concejalía, la relación de gastos del acto se ha cerrado por un importe total de 80.632,20 euros, el que supone un ahorro de 22.884,91 euros respecto al año anterior. En porcentaje, el ahorro llega al 22%.

Según Aldavero, “la política de control en el gasto es una constante en la acción del equipo de gobierno. Los ahorros que van generándose en diferentes actuaciones, como por ejemplo la cabalgata, la Feria de Agosto o el Festival Internacional Nits al Castell permiten obtener recursos para destinarlos a inversiones necesarias que de otra manera serían difícilmente asumibles en un contexto de endeudamiento como el que afecta a las cuentas municipales”.

En el caso de la cabalgata, destaca el ahorro generado directamente por la decisión de cambiar de lugar el acto. De pasar del Campo Murta a la plaza del Mercado, el Ayuntamiento se ahorra 10.007,56 euros. Otro ejemplo lo encontramos en el medio de transporte escogido para el desfile de SSMM el Reyes de Oriente. De ir en dromedario (12.100 euros en 2015) han pasado a desfilar a caballo (1.633,50 euros). Otros 10.000 euros de ahorro.

El cambio en la organización del acto ha comportado un decremento en el gasto de horas extras del personal municipal. En concreto, de 4.353,73 euros en 2015 se ha pasado a 1.616,27 euros en 2016, más de 2.700 euros de ahorro para las arcas municipales.

Las variaciones a la baja en distintas partidas de gasto de la cabalgata ha permitido poder dedicar más dinero a la compra de golosinas para repartirlas entre los niños, concretamente un 37% más.