Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

LA UCO SE PERSONA EN XÀTIVA Y PIDE EXPEDIENTES DE OBRAS Y CONTRATOS DE LA ETAPA DE RUS

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) se han personado este lunes en el Ayuntamiento de Xàtiva para recabar documentación sobre contratos municipales con empresas como Llanera, Franjuán, Inditec, Guerola o Acciona durante la etapa de Alfonso Rus al frente del consistorio, en el marco de la investigación judicial del 'caso Taula'.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) se han personado este lunes en el Ayuntamiento de Xàtiva para recabar documentación sobre contratos municipales con empresas como Llanera, Franjuán, Inditec, Guerola o Acciona durante la etapa de Alfonso Rus al frente del consistorio, en el marco de la investigación judicial del 'caso Taula'.

Además de documentación de estas empresas, han pedido los expedientes completos de las obras de la plaza de toros, el centro cultural, el campo de fútbol Paquito Coloma y el parking de la plaza La Bassa.

Los agentes se han personado en la Secretaría General del Ayuntamiento y han reclamado la presencia del secretario y del interventor.

El registro se hace en el contexto de la operación Taula, la macrooperación que se inició a raíz de la confesión del exgerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent, y que ha derivado en varias piezas judiciales, entre ellas la del grupo municipal popular del Ayuntamiento de Valencia, por el que están imputados nueve concejales por supuesto blanqueo de dinero o la de los supuestos contratos fraudulentos que se habrían realizado, entre otras instituciones, desde el Ayuntamiento de Xàtiva, siendo alcalde Alfonso Rus.

El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que investiga este supuesto amaño de contratos a cambio de comisiones ilegales en varias administraciones públicas de la Comunidad, recordemos, el pasado junio decidia prorrogar un mes más,hasta el 14 de julio, el secreto sobre la pieza principal del caso Imelsa, dentro del caso taula.

En el auto, el instructor justificaba su decisión en el hecho de que aún no se había procedido al volcado de los dispositivos informáticos intervenidos por la Guardia Civil en los distintos registros domiciliarios practicados el pasado mes de enero. Según informaban fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSV) valenciano, el magistrado, de conformidad con el fiscal, considera que la nueva prórroga es necesaria a efectos operativos, teniendo en cuenta el volumen de información, los medios con los que cuentan los agentes y las dificultades de traslado y coordinación.

A este respecto, el juez confía en que durante este mes de vigencia de la prórroga se pueda practicar esa diligencia y en ese tiempo espera recibir también los informes realizados por la Guardia Civil sobre el material ya analizado.