Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

Editorial

El jueves pasado nos encontramos con una nota de prensa y una anterior rueda de prensa en la que el concejal del área de Hacienda, Joan Sanchis, se pavoneaba de haber conseguido un superávit en el 2016 de 2.186.000 euros equivalente a más de 363 millones de pesetas. Lo que al representante socialista le parece un ejemplo de buena gestión a nosotros nos parece una barbaridad y un escándalo. Sólo la derecha más rancia presume de tener dinero y no gastarlo. Tanto en España como en parte de Europa, desde que se inició la crisis las izquierdas claman en contra de los recorte y aquí, teniendo dinero resulta que no lo invierten y esto puede pasar por falta de sensibilidad con la cosa social. Ejemplo: se puede ayudar con más becas de comedor, más libros, más empleo a las familias más deprimidas y no estar todo el año teniendo este dinero de los contribuyentes guardado para incorporarlo al próximo ejercicio.

El jueves pasado nos encontramos con una nota de prensa y una anterior rueda de prensa en la que el concejal del área de Hacienda, Joan Sanchis, se pavoneaba de haber conseguido un superávit en el 2016 de 2.186.000 euros equivalente a más de 363 millones de pesetas. Lo que al representante socialista le parece un ejemplo de buena gestión a nosotros nos parece una barbaridad y un escándalo. Sólo la derecha más rancia presume de tener dinero y no gastarlo. Tanto en España como en parte de Europa, desde que se inició la crisis las izquierdas claman en contra de los recorte y aquí, teniendo dinero resulta que no lo invierten y esto puede pasar por falta de sensibilidad con la cosa social. Ejemplo: se puede ayudar con más becas de comedor, más libros, más empleo a las familias más deprimidas y no estar todo el año teniendo este dinero de los contribuyentes guardado para incorporarlo al próximo ejercicio.

Pero en 2016 las necesidades ya existían. El entorno del Ayuntamiento es una vergüenza: en el Poble Nou las casas se están cayendo y en algunas zonas el asfaltado deja mucho que desear, la solución del diseminado ni está ni se le espera. Pero el ayuntamiento tiene más de 2 millones de euros y no atiende a las demandas de los ciudadanos, el departamento de intervención debería hacérselo mirar porque su forma de actuar es conservadora y arbitraria y no está a la altura de una política de izquierdas. Y el concejal si no sabe llevarlo, lo mejor que podía hacer es dimitir.

Varias pueden ser la causas de ese superávit: mayor recaudación por una excesiva presión fiscal, mayor recaudación por multas, zona azul…o, por la ineficacia de las áreas económicas del Ayuntamiento que tienen presupuesto y no se lo saben gastar. Todo ello, demuestra que, el área económica es un fracaso y que solo crea dolor y frustración en los ciudadanos.

Publicado en Local 03 / 04 / 2017