Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

CSIF denuncia la saturación de Urgencias en el hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva

El sindicato CSIF reclama a Conselleria de Sanitat un incremento de plantilla para el servicio de Urgencias del hospital Lluís Alcanyís, en Xàtiva.

La central sindical explica que la cifra de pacientes atendidos ha aumentado un 15% en 2017 respecto a 2012, y en enero de 2018 ya han superado las 200 personas tratadas a diario. No obstante, la plantilla médica cuenta con los mismos efectivos que en 2007.

El sindicato subraya que en el año 2012 este hospital atendió en su servicio de Urgencias a 55.518 pacientes, lo que supone una media diaria de 152 y según indica, desde entonces, la cifra no ha dejado de aumentar y el año 2017 lo cerró con 63.922 pacientes atendiéndose este área, lo que suponen 175 diarios. Esto significa un 15,13% más que en 2012.

El sindicato apunta que, a pesar del constante aumento de la atención, la plantilla médica del servicio de Urgencias se encuentra estancada desde 2007 en 13 facultativos y 1 jefe de sección. Los refuerzos puntuales con contratos mensuales no palian la situación de saturación, que llega hasta el extremo de 202 pacientes atendidos a diario de media en enero de este año 2018.

La central sindical reclama un refuerzo de plantilla de facultativos en el servicio de Urgencias, y también recuerda la saturación que sufre el personal de enfermería, con numerosos turnos dobles y cientos de horas que todavía debe la empresa a los profesionales.

CSIF urge a Conselleria a que contrate más personal para el hospital Lluís Alcanyís y a que refuerce y cubra bajas también en los centros de salud saturados de este departamento. El sindicato explica que, en estos últimos, cada facultativo atiende a entre 45 y 50 pacientes diarios. A los entre 35 y 40 citados se suman una media docena que acuden sin cita por urgencias, más visitas domiciliarias y pacientes de otros cupos como práctica habitual.

En su comunicado, la central sindical califica de «insostenible» esta situación.